El contrato de agente comercial

Rate this post

¿Estás pensando en expandirte a nuevos mercados? ¿Quieres contratar a un agente comercial pero no sabes cómo elaborar su contrato?  Haz tu contrato de agente comercial, ¡ahora!

Utilizar el contrato de agente comercial es uno de los métodos más utilizados por las empresas a la hora de buscar un comercial para promover, negociar o concretar operaciones mercantiles en nombre de estas. Principalmente, su extendido uso se debe a que, aunque el agente es un profesional independiente de la empresa, esta figura puede tener muchos beneficios respecto a un trabajador encargado de ventas.

Utiliza el documento contrato de agente comercial si…

  • Tienes una empresa y quieres contratar a un agente comercial para la promoción de tu producto.
  • Buscas una relación duradera y estable con el comercial, que comprenda varias operaciones comerciales.

¿Cuáles son las características del contrato de agente comercial?

El contrato de agente comercial es un documento a través del cual una empresa puede contratar a un profesional independiente para que este se encargue de manera duradera de la venta o compra de mercancías y la promoción, negociación o cierre de operaciones en nombre y por cuenta del empresario. Las funciones de este son:

  • Informar: Transmite a la empresa sus conocimientos sobre el mercado y la competencia.
  • Presentar: El agente contacta con el mercado actual o potencial e introduce a la empresa, presentando sus productos.
  • Negociar: Negocia con los clientes las compraventas que estos realizarán con la empresa.
  • Cerrar la operación: Prepara la operación al detalle para que no falte más que el visto bueno definitivo por parte de la empresa.

Beneficios del contrato de agente comercial

El contrato de agente comercial presenta una gran cantidad de beneficios para la empresa, entre ellos podemos destacar:

  • Reducción de costes: Al no existir relación laboral ni costes de Seguridad Social, los costes son menores. Además, es un coste de venta fijo. Esto significa que la empresa puede repercutir dicho coste en sus productos.
  • Flexibilidad: Por el propio carácter del agente comercial, la relación es flexible.  Además, el contrato podrá romperse cuando una de las dos partes no cumpla con sus obligaciones.
  • Estabilidad: A diferencia de los comisionistas, los agentes tienen un carácter duradero. Mientras que los primeros responden a operaciones puntuales, los agentes promueven tantos negocios como sea posible mientras dura el encargo.
  • Menor riesgo: La empresa contrata a un profesional que conoce el mercado. La experiencia del agente comercial minimiza los riesgos de la comercialización y promoción del producto.

Si prefieres dejar este asunto en manos de un abogado profesional que realice este contrato por ti, contáctanos y encontraremos al experto más adecuado para tu caso al mejor precio. Puedes escribirnos a info@legalbono.com