¿Por qué reclamar con LegalBono?

Solo pagas si ganas ¡No tienes que adelantar nada! Solo pagas cuando recuperemos tu dinero.

Reclamamos todo lo reclamable Analizamos todas las cláusulas abusivas y las reclamamos.

99% de éxito Somos expertos en reclamaciones. Confíe en nosotros. 

Adelantamos tu indemnización Tras analizar tu caso, te informaremos sobre su viabilidad y cuanta indemnización podemos adelantarte. 

¿Qué es una tarjeta revolving?

Es un tipo de tarjeta que se le ofrece al consumidor para financiar de una forma fácil una compra como puede ser comprar un televisor o realizar la reserva de un viaje. Es tan sencillo que con solo indicar unos datos puedes acceder a ella y devolver a plazos, con cuotas normalmente bajas, la deuda. Para el consumidor, esto puede percibirse como la salvación para adquirir lo que quiere, pero la realidad es que, al contratarla, estarías aceptando pagar casi “eternamente” esa deuda con un tipo de interés alto ya que se renueva mensualmente. Puedes llegar a tener la sensación de que esto no termina nunca.


¿Debo reclamar si tengo una tarjeta revolving?

Sin lugar a duda. El principal motivo es porque el emisor de esas tarjetas abusivas te debe devolver lo pagado de más por venderte algo sin informarte sobre lo que verdaderamente estabas contratando y aplicarte unos intereses abusivos.

El propio Tribunal Supremo favorece a los consumidores en este aspecto y aplica la ley de la usura estipulando que todos los créditos con un tipo de interés superior al tipo normal de interés del dinero son considerados abusivos y es justo esto lo que ocurre con las tarjetas revolving.

Desde Legalbono te invitamos a comprobar tu caso gratis y saber si puedes reclamar y, por tanto, recuperar dinero por tu tarjeta revolving.

¿Una tarjeta de crédito es lo mismo que una revolving?

No. Son dos cosas diferentes. Si tienes una tarjeta de crédito y haces alguna compra, le devolverás a la entidad financiera ese importe que has usado al mes siguiente y la deuda quedaría saldada en ese momento. Sin embargo, si lo que tienes es una tarjeta revolving, pagarás el dinero prestado en varias cuotas aplazando de esta forma su devolución con unos intereses elevados. Las tarjetas revolving se caracterizan por aplicar unos intereses muy altos y unas cuotas de devolución muy bajas, alargando en el tiempo la deuda.


¿Qué ganaría si reclamo por mi tarjeta revolving?

Comenzar una reclamación de tarjeta revolving conlleva dos objetivos:

  1. Poner una fecha fin a la deuda que llevas pagando tanto tiempo. Con la reclamación puesta, dejarías de pagar por ella.
  1. El segundo objetivo sería recuperar todo el dinero que has pagado en exceso. Es decir, todo aquello que has pagado de más y que, teniendo en cuenta los intereses tan elevados a los que están sujetos estas tarjetas, podríamos estar hablando de cantidades importantes.

Aprovecha tu tiempo en casa y recupera tu dinero.

Reclamar mi tarjeta revolving

¿Cómo funciona?

Contestando unas preguntas, sabrás si eres apto para reclamar (y recibir ese dinerito extra).

Formulario

Hemos preparado un breve formulario online para conocer tu caso. Puedes rellenarlo desde tu ordenador o móvil en cualquier momento. Sólo tienes que:

  1. Contesta unas sencillas preguntas.
  2. Escanea y envía la documentación solicitada.
  3. Un asesor te contacta para indicarte cuánto puedes reclamar.

Preguntas frecuentes relativas a la reclamación de tarjetas revolving

Puedes identificar este tipo de tarjetas si tienes en cuenta lo siguiente:

  1. Intereses abusivos superiores a la media del mercado.
  2. Falta de transparencia en lo contratado. Por ejemplo, identificar fecha final e importe pendiente de abonar.
  3. Pagos eternos. No le encuentras fin a la deuda pendiente.

En cualquier caso, si sigues teniendo dudas de si estás afectado por tarjetas revolving, en Legalbono revisamos tu caso gratis y sin compromiso.

Dejarías de pagar la deuda que llevas pagando tanto tiempo y podrías reclamar el dinero pagado de más, el cual puede ser elevado teniendo en cuenta los intereses aplicados de media.

  1. Copia del contrato firmado por la entidad correspondiente.
  2. Extractos bancarios en los que se reflejen los movimientos de la tarjeta.
  3. Último recibo de pago relativo a la tarjeta.

En Legalbono adelantamos todos los costes de la reclamación y cobraríamos al final del proceso cuando se recuperen las cantidades. Trabajamos bajo la tarifa "Si No Ganas, No Pagas®" y, en el remoto caso de que perdiésemos, no tendrías que pagar por nuestros honorarios

Si, no tiene ninguna incidencia que seas empresa o seas inversor. Puedes reclamar y recuperar tu dinero.

A día de hoy no existe plazo para presentar la reclamación. No obstante, siempre aconsejamos empezar lo antes posible ya que los Juzgados avanzan lentamente. Mientras antes se empiece, mejor.