¿Has utilizado la tarjeta revolving de Wizink? ¡Reclama y recupera tu dinero!

WiZink Bank ha sido recientemente condenada a devolver 8.000€ a uno de sus clientes, que contrató una tarjeta de crédito revolving con ellos. Si tú también has utilizado este tipo de tarjeta de crédito con WiZink, ¡este post te interesa! Tú también puedes reclamar y recuperar tu dinero. Si quieres saber cómo, sigue leyendo.

 

Reclama ya

 

tarjeta-revolving-wizink

¿Eres cliente de Wizink? ¡Este post te interesa!

Qué es una tarjeta revolving

Como decíamos, un cliente ha conseguido que Wizink le devuelva su dinero tras utilizar una tarjeta de crédito revolving. Sin embargo, no todo el mundo sabe qué es este tipo de tarjeta de crédito. Puede que incluso hayas utilizado una tarjeta revolving sin saberlo, así que no te preocupes; empezaremos por explicarte qué es una tarjeta revolving.

Una tarjeta revolving es una tarjeta de crédito con la que todas las compras que realices se aplazan automáticamente. La diferencia con una tarjeta de crédito común es que, mientras que éstas te permiten elegir entre pagar todo lo que te gastaste con ellas al mes siguiente sin pagar intereses o aplazar el pago, pero pagando intereses, las tarjetas revolving solo te permiten aplazar el pago y pagar intereses. Así, su uso siempre conlleva aparejado el pago de intereses, que varían dependiendo de la entidad bancaria.

En otras palabras, es una tarjeta de crédito cuyo uso siempre implica realizar pagos aplazados, por los que te cobran unos intereses determinados.

Wizink ofrecía este tipo de tarjetas con un 27,24% de interés, ¡casi el triple del TAE promedio de los últimos 10 años para productos al consumo! No es de extrañar que dichos intereses hayan sido declarados abusivos.

¿Por qué le han devuelto 8.000€ a un cliente de esta tarjeta?

El contrato de dicha tarjeta de Wizink ha sido declarado nulo por abusivo, ya que aplicaba intereses abusivos y no cumplió con los controles de transparencia. ¿Qué significa esto?

Por un lado, como adelantábamos, Wizink cobraba un interés desproporcionado por el uso de esta tarjeta: Un 27,24% de interés. Esto, ya de por sí, es grave. Sin embargo, este no era el único problema que presentaban los contratos de este tipo de tarjetas.

Lo más relevante es que el contrato por el que se adquirían las tarjetas revolving de Wizink no cumplían con los controles de incorporación y transparencia. Es posible que estos términos te suenen, ya que estamos ante un caso muy parecido al de las cláusulas suelo: cláusulas que son declaradas abusivas y, por tanto, nulas, al no superar ciertos controles.

De todos modos, te explicamos brevemente qué son y sus implicaciones.

El control de transparencia implica que el consumidor conozca y esté debidamente informado de las implicaciones que tiene el producto que contrata. Si las condiciones generales (o sea, no negociadas individualmente) de un contrato no superan este control, se declaran abusivas y, automáticamente, nulas.

El juez que ha declarado el contrato de esta tarjeta de Wizink nulo sentenciaba que es muy difícil que el cliente conociese verdaderamente el contenido del contrato, por lo que ha declarado abusivo el contrato.

Si ya solo esto es suficiente para declararlo nulo, en este caso el contrato ni siquiera superaba el control de incorporación.

Este control, aún más básico que el de transparencia, tan solo exige que las condiciones generales que se contraten cumplan unos requisitos formales para que queden incorporadas en el contrato, como son que dichas condiciones sean claras, sencillas, comprensibles directamente, legibles…

Pues bien, el contrato de las tarjetas revolving de Wizink no superaba ni siquiera este control a juicio del juez, ya que algunas de las condiciones del contrato se especificaban en un tamaño de letra prácticamente ilegible.

Por todos estos motivos, el contrato ha sido declarado nulo y el cliente recibirá sus 8.000€ correspondientes.

¿Cómo puedo reclamar si he utilizado esta tarjeta?

Si tú también eres o has sido cliente de Wizink y has utilizado este tipo de tarjeta que te explicábamos al principio del post, puedes recuperar tu dinero. Tienes derecho a reclamar el banco todo aquello que se te ha cobrado de más.

Para empezar con tu reclamación, tan solo tienes que rellenar el siguiente formulario, dejándonos tus datos de contacto, y nosotros nos ocuparemos de todo.

 

Reclama ya

 

Recuerda: Defender tus derechos no tiene por qué ser complicado 😉.