Contrato de outsourcing o subcontratación de servicios

Rate this post

¿Has pensando en realizar una subcontratación de servicios para tu empresa? En la actualidad es una práctica muy frecuente para externalizar determinadas funciones. Este acuerdo traerá numerosos beneficios a la empresa, ya que supone un gran ahorro. Pare simplificar este proceso, utiliza nuestro modelo de contrato de outsourcing.

Utiliza el contrato de outsourcing si…

    • Tienes una empresa y quieres subcontratar servicios externos de otra más especializada.
    • Tu empresa es especializada y ofreces tus servicios como subcontrata para otras organizaciones.

 

Realiza tu contrato

 

Características del contrato de outsourcing

El outsourcing consiste en la contratación de servicios de empresas externas, así estas realizan funciones que no son estratégicas para la organización. Sus características son las siguientes:

  • Es flexible: al ser un contrato de larga duración, tenemos la posibilidad de ir adaptándolo, así podrá modificarse según la situación.
  • Puede contratarse al personal y sus recursos, o solo al personal. En este último caso, los recursos los aportará el cliente (hardwaresoftware, instalaciones…).
  • Su duración suele ser de varios años, por ello requiere un gran compromiso.
  • Debe definir con detalle la actividad, su duración y concretar su finalización.
  • Se acordarán en el contrato de outsourcing las responsabilidades y obligaciones.

Beneficios del contrato de outsourcing

  • Ayuda a ahorrar costes y a centrarse en el negocio principal.
  • Capacidad de innovación: permite a la empresa poseer la mejor tecnología sin necesidad de cambiar de personal.
  • Mejorar la calidad de los productos: pone a disposición de la empresa personal altamente capacitado, así la empresa puede ahorrarse tiempo y costes en la formación de su personal.

Tipos de subcontratación

  • Deslocalización o «offshoring»: para disminuir costes se realiza la subcontratación de empresas extranjeras.
  • Co-sourcing: cuando la organización subcontratada ofrece un valor añadido, compartiendo los riesgos con su cliente.
  • In-house: se produce la prestación de los servicios externos dentro de las instalaciones del cliente.
  • Off-site: la empresa subcontratada ofrece los servicios desde sus propias oficinas, así la empresa que subcontrata no tiene que aportar sus propias instalaciones.

¿Sigues teniendo dudas sobre el contrato de outsourcing? Ponte en contacto con nuestros abogados especializados y te asesorarán en todo el proceso. 

Solicita información