La subcontratación de servicios o outsourcing

Rate this post

¿Has pensado alguna vez en realizar una subcontratación? Actualmente es muy frecuente que las empresas externalicen determinadas tareas. Esto tiene múltiples ventajas para la compañía y puede suponer un ahorro significativo. Uno de los contratatos de externalización más destacados es el Outsourcing. Te explicamos en qué consiste, sus formas y características principales.

 

Realiza tu contrato ya

 

La subcontratación y externalización de procesos

Una empresa puede ceder determinados recursos y procesos de tareas a otra empresa externa más especializada, subcontratándola para realizar trabajos o proyectos propios de su sector. Esta herramienta estratégica busca delegar procesos no críticos para el negocio en un proveedor especializado para conseguir una mayor eficiencia.

Beneficios de la externalización

  • Ahorro de costes.
  • Centrarse en el negocio principal.
  • Reestructuración de costes.
  • Capacidad de gestión: ayuda a redefinir la empresa.
  • Mejora la calidad de los productos.
  • Acceso al talento: disposición de personal altamente capacitado de otra empresa.
  • Capacidad de innovación: permite a la empresa poseer la mejor tecnología sin necesidad de formar o cambiar de personal.

 

El outsourcing

Uno de los contratos más frecuentes en la subcontratación es el Outsourcing, muy utilizado para la contratación de empresas que prestan servicios informáticos, marketing, contabilidad, etc. Este contrato consiste en la contratación de empresas externas para realizar funciones secundarias que complementan las funciones principales de la empresa. Estas actividades no son estratégicas para la compañía, por lo que su externalización la beneficia, permitiéndole así ahorrar costes de equipo y personal. Además, evita a la organización tener que especializarse en una actividad concreta. Su duración suele ser de varios años y requiere un gran compromiso con la empresa, pues de ella depende el adecuado nivel de sus servicios.

Puede contratarse sólo al personal, en cuyo caso los recursos los aportará el cliente (instalaciones, hardware y software), o contratar tanto el personal como sus recursos. Esto dependerá de la maquinaria y recursos que posea la empresa para determinadas funciones y la rentabilidad que arroje cada opción. A continuación vamos a definir las características de este acuerdo y los tipos de Outsourcing existentes.

Características del contrato de Outsourcing

  • Es flexible: Debido a su larga duración debemos tener la capacidad de adaptarlo conforme pase el tiempo.
  • Debe definir la duración de la subcontratación.
  • Ahorra costes a la empresa.
  • Debe definir detalladamente la actividad.
  • Detallará cómo y cuando finalizará la subcontratación.
  • Ambas partes deben pactar sus responsabilidades y obligaciones en el acuerdo.

Tipos de Subcontratación “outsourcing”

  • Deslocalización o “offshoring”: Su especialidad radica en la subcontratación de empresas extranjeras para reducir costes.
  • In-house: Subcontratación de una empresa que presta los servicios dentro de las instalaciones de la empresa cliente.
  • Off-site: Cuando la empresa subcontratada presta los servicios desde sus propias instalaciones.
  • Co-sourcing: Cuando la empresa subcontratada ofrece un valor añadido, compartiendo los riesgos con su cliente.

2

Si tienes dudas sobre el contrato de Outsourcing o ya te has decidido a realizar el tuyo propio, contacta con nuestros abogados especializados. Te asesorarán y resolverán tus dudas.

 

Solicita información