¿Cómo serán las hipotecas en 2019?

¿Cómo serán las hipotecas en 2019?
4.8 (95%) 4 vote[s]

La nueva ley hipotecaria, que entrará en vigor durante 2019, traerá numerosos cambios en las condiciones de futuras hipotecas. En este post te resumimos qué puedes esperar de ellas y cómo te afectarán dichas novedades.

nueva-ley-hipotecaria

Te contamos qué cambios puedes esperar de las hipotecas de este 2019 una vez entre en vigor la nueva ley hipotecaria

Lo bueno: Mayor transparencia y menores gastos adicionales para el cliente

Como ya indicábamos en una de nuestras infografías “Últimas novedades sobre la ley hipotecaria”, la nueva ley hipotecaria traerá varios beneficios a los consumidores. Podemos resumir estos beneficios en dos bloques: más transparencia y menos gastos adicionales para el cliente.

Más transparencia

Ahora el consumidor tendrá un plazo de 10 días como mínimo para poder leer y estudiar el contrato tranquilamente, así como resolver sus dudas.

Además, se refuerza el papel que juega el notario en asegurar que el cliente conoce el producto que está contratando. El titular de la hipoteca deberá acudir al notario 2 veces, la primera de ellas sin la presencia de la entidad bancaria. Así, podrá aclarar con tranquilidad cualquier cuestión que no le quede clara en esa primera visita.  Del mismo modo, se introduce un cuestionario que deberá responder el cliente para probar que conoce las particularidades del préstamo.

Por último, se prohíben por ley las cláusulas suelo.

Menos gastos adicionales

Para empezar, se zanja la polémica sobre quién paga los gastos de hipoteca. A partir de la entrada en vigor de dicha ley, serán los bancos quienes asuman los costes de notaría y registro, gestoría y el pago del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD). El cliente tan solo tendrá que asumir los gastos de tasación de la vivienda, pudiendo elegir aquel tasador que desee.

También se prohíbe a los bancos que impongan productos vinculados a la hipoteca, como el seguro de hogar, seguro de vida, tarjetas… Aunque sí podrán hacer bonificaciones por la contratación de dichos productos.

Respecto a las comisiones, se abarata el coste de:

  • Comisiones por amortización anticipada. Para hipotecas a tipo variable: Límite de 0,25% desde el tercer año de vida de la hipoteca y 0,15% pasados cinco años. Para hipotecas a tipo fijo: 2% los 10 primeros años, y 1,5% a partir de entonces
  • Conversiones de hipoteca variable a fija (tope de 0,15%)
  • Cambiar de banco y realizar una subrogación no tendrá costes para el cliente.

Lo malo: Hipotecas más caras

No todo iban a ser buenas noticias. Las reformas de esta nueva ley, que incluyen el endurecimiento de requisitos para ejecutar el embargo de la vivienda ante impagos reiterados, aumentan el riesgo y el coste para las entidades bancarias al conceder hipotecas. Y, obviamente, los bancos no regalan nada. Por ello, una de las consecuencias de la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria podrá ser que la banca repercuta esos mayores costes en los nuevos clientes que contraten una hipoteca.

Esto, casi con seguridad, se traducirá en mayores tipos de interés y aumentos en la comisión de apertura.

Además, no debemos de perder de vista que es muy probable que la anomalía que está viviendo el Euribor con tipos cercanos al 0% o incluso en negativo llegue pronto a su fin. En otras palabras, que durante este año se produzca una subida del Euribor.

Así que, si te estás pensando solicitar una hipoteca y no sabes si esperar o no a la entrada en vigor de la nueva ley, ahora puedes tomar tu decisión con más información. Recuerda, si has encontrado útil este post o conoces a alguien a quien pueda interesarle, ¡compártelo!