¿Cuántos tipos de contratos de multipropiedad existen?

Debes tener en cuenta, que dentro de la multipropiedad existen diferentes tipos. A veces es confuso reconocer la multipropiedad debido a las características con las que se comercializan. En este post te explicamos cuáles son los tipos de multipropiedad y cómo reconocer si están cumpliendo con la ley.

Reclama Ahora

reclamacion-multipropiedad

Existen muchos tipos de contratos de multipropiedad. Conoce cuáles son y cómo se pueden reclamar.

Multipropiedad de “una semana fija al año”:

La multipropiedad más común o quizás la más tradicional, es en la que puedes disfrutar de una semana fija al año. En este caso, el propietario paga por el derecho de uso de un alojamiento en concreto y en una fecha previamente elegida.

Este tipo de multipropiedad se caracteriza por la baja flexibilidad ya que no te permite cambiar tus vacaciones para otras fechas, es perfecto para las personas que prefieren conocer a la perfección el lugar al que van de vacaciones.

Sin embargo, entre los inconvenientes más comunes están:  el aumento progresivo del pago de las cuotas de mantenimiento anuales y la posibilidad de que cambie la empresa que gestiona los alojamientos y con ello, la calidad de los mismos.

El acuerdo de multipropiedad puede durar como máximo cincuenta años según la ley. Tienes el derecho a disfrutar siempre de la semana que has fijado y del alojamiento por el que has comprado el aprovechamiento por turnos. En caso contrario, tu contrato de multipropiedad no se está cumpliendo y podría ser objeto de una reclamación.

Multipropiedad de “una semana flotante”:

Si hablamos del concepto de multipropiedad como semana flotante, estamos diciendo que el propietario puede elegir la semana que quiera del año dependiendo de la disponibilidad de la empresa gestora. En principio, existe mayor flexibilidad para que el miembro del resort pueda escoger sus vacaciones. La realidad, constatada por muchos afectados, es que es muy complicado poder reservar en el momento que deseas porque no hay disponibilidad.

En la mayoría de los casos, los resorts no tienen disponibilidad para sus miembros porque prefieren reservar las “mejores semanas” para nuevos clientes o para su propio personal.

Multipropiedad de “temporada fija”:

En el tiempo compartido conocido como de “temporada fija”, las temporadas se agrupan por colores dependiendo de la popularidad de las semanas. Las semanas más populares están dentro de la temporada alta y son de color rojo, mientras que las semanas de menor afluencia entran dentro de la temporada baja y están representadas con el color azul o el color blanco.

Cuando una persona compra una multipropiedad de temporada fija, elige un tipo de temporada y en ella se encuentran las semanas que puede disfrutar.

Multipropiedad de “programa de puntos”:

La multipropiedad basada en el programa de puntos es junto a la semana fija uno de los tipos de multipropiedad más populares entre los principales resorts. ¿Qué significa ser miembro de una multipropiedad con programa de puntos?  La principal característica es la asignación de puntos anuales a los miembros de la multipropiedad. Estos puntos se pueden intercambiar entre la gama de resorts de la misma empresa o incluso con otros de empresas filiales.

En este sistema de puntos, al igual que en la temporada fija, para disfrutar de los resorts en ciertas épocas del año se exigirán mayor número de puntos que en otras fechas con menor afluencia.

El sistema de puntos ofrece mayor flexibilidad para sus miembros, porque pueden elegir el lugar y el tiempo que mejor convenga a los propietarios. Pero en este caso, vuelve a existir el problema que anteriormente hemos mencionado, la falta de disponibilidad de los alojamientos.

Multipropiedad “fraccionada”:

Los contratos de tiempo compartido se caracterizan por la larga duración de los contratos, mientras la multipropiedad fraccionada tiene una duración entre 15 y 19 años. Cuando compras el tiempo compartido fraccionado y acaba el plazo para disfrutarlo, se promete a los miembros una reventa de su multipropiedad dónde podrá obtener un reembolso económico.

El principal atractivo de esta multipropiedad es comprarla como una inversión. La sorpresa llega cuando acabado el plazo, no consiguen revenderla o el precio es ridículo.

Además, es ilegal comercializar la multipropiedad como una inversión, por eso la mayoría de las veces las empresas que lo venden utilizan otro tipo de denominación para ocultar esta ilegalidad.

Propiedad fraccionada:

No se debe confundir la multipropiedad y la propiedad fraccionada. La propiedad fraccionada consiste en tener una participación real en un inmueble concreto, con unas acciones determinadas (ejemplo un 25% de participación).

En este caso, el uso de tu propiedad no está limitado a una o dos semanas por año. Puedes disfrutar de tu propiedad incluso meses a lo largo de un año, dependerá del resto de los socios y las participaciones que tengan.

Muchas personas pagaron dinero a cuenta de una futura propiedad compartida antes de ser construida y tiempo más tarde se quedaron sin el dinero y sin la propiedad porque la empresa constructora había quebrado. Este tipo de infracción también es reclamable, aquí puedes encontrar más información sobre la reclamación de depósito de vivienda sobre plano y con nosotros puedes reclamarlo.

Clubes residenciales privados:

Este es el tipo de multipropiedad que eligen los que pueden permitirse unas vacaciones de lujo. Entre los servicios que ofrecen hay coches privados con chófer, chef particular y mayordomos. En estos clubes los titulares aportan capital para los bienes inmuebles. Quizás debido a la alta gama de los servicios no es común que existan reclamaciones. 

Clubes de viajes:

Ser miembro exclusivo de un club de vacaciones o viajes, realmente es formar parte de una multipropiedad o tiempo compartido. Ya que, siendo miembro tienes derecho a descuentos, acceso a ciertos servicios, comodidades y alojamiento. Si tú formas parte de un club de viajes estás prepagando tus futuras vacaciones.

Estos clubes no suelen tener sus propios resorts o alojamientos. Cuando tienen el dinero de sus miembros reservan las vacaciones en su nombre, aprovechando las relaciones comerciales que tienen con agentes de viajes. La realidad de estos clubes de viajes es que funcionan como una agencia de viaje.

Empresas de intercambio de multipropiedad:

Las empresas de intercambio no forman parte de la multipropiedad. Son empresas que venden como un producto separado la posibilidad de intercambiar las distintas multipropiedades entre socios. El mejor ejemplo de este tipo de empresas es RCI.

Todos los miembros de algún tiempo compartido, independientemente de su contrato, pueden comprar una membresía con una compañía de intercambio para complementar su tiempo compartido.

El sistema de intercambio también funciona por puntos, como hemos podido ver en algunos tipos de multipropiedad.

La mayoría de los tiempos compartidos que venden los resorts son ilegales y por tanto se pueden reclamar. En este tipo de casos, es importante que cuentes con un buen asesoramiento. Si necesitas reclamar tu contrato de tiempo compartido, no esperes más, rellena el siguiente formulario y nosotros haremos el resto.

Reclama Ahora