¿Sabes como puedes deshacerte de tu hipoteca multidivisa?

En España entre los años 2006, 2007 y 2008 se comercializaban las hipotecas multidivisa. Estas hipotecas parecían muy atractivas porque eludían el Euribor y se utilizaban divisas que en aquel momento tenían tipos de interés muy bajo. Con el paso del tiempo, se ha demostrado que los clientes padecieron numerosos riesgos, por suerte ahora puedes acabar con esa hipoteca reclamando. Te contamos los detalles en este post.

Reclama tu hipoteca multidivisa

El TS declaró abusivas las hipotecas multidivisa por falta de transparencia.

¿Qué conoces sobre las hipotecas multidivisa?

Una hipoteca multidivisa es un préstamo hipotecario que permite pagar las cuotas de la hipoteca en moneda extranjera. Cuando contratas una hipoteca multidivisa el índice de referencia es el líbor y así queda asociada a una divisa diferente como puede ser yen, dólar, franco suizo entre otros.

Al cambiar el índice de referencia, cambias el coste total del préstamo y las cuotas mensuales que tienes que pagar. Tanto el líbor como la moneda con la que asocias el préstamo evoluciona con el tiempo, y puede haber subidas que encarezcan nuestro préstamo o bajadas que lo abaraten. En definitiva, lo que condiciona el coste del préstamo es como se encuentre la moneda escogida frente al euro.

Es un producto financiero complicado, está sujeto al mercado de divisas y es muy variable. Para poder entender su funcionamiento debes tener conocimientos financieros.

Falta de transparencia y abusividad:

En el año 2017 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sentó los criterios mínimos de transparencia para comercializar las hipotecas multidivisa. El Alto Tribunal basándose en estos criterios señaló en repetidas sentencias que no había transparencia. Esto se debe a que existe falta de consentimiento por no informar a los clientes del alto riesgo de este producto.

Para probar la falta de consentimiento del cliente, el Tribunal Supremo reprocha la absoluta falta de información escrita. Como es un producto financiero complicado de entender, no sólo basta la conversación verbal que mantuviesen el comercial y el cliente.

Los bancos han intentado defenderse de estas demandas diciendo que fueron los clientes quiénes acudieron al banco para pedir este producto. En este sentido, para el TS este hecho no elimina el carácter de condiciones generales de la contratación de las cláusulas.

Para las entidades bancarias, los consumidores medios entienden que las divisas fluctúan y los préstamos multidivisa están excluidos de la normativa MiFID (Mercados de Instrumentos Financieros Derivados). Pero esto no significa que no sean un producto complejo a efectos del control de transparencia y requiera de una explicación escrita por parte del banco que los vende.

¿Cómo puedo acabar con mi hipoteca multidivisa?

 Como sabemos que los contratos no se celebraron de forma válida, se pueden reclamar por contener cláusulas abusivas. Para poder conseguir la nulidad del préstamo y pedir la devolución de las cantidades que pagaste demás a diferencia del Euríbor, sólo basta con rellenar el siguiente formulario y nosotros estudiamos tu caso de manera gratuita.

Reclama Ahora