Lo que no sabías sobre los honorarios de un abogado

Cuando surge un problema legal o tenemos la necesidad de que nos asesoren, la primera duda que le surge al cliente es cuánto cuesta un abogado y cómo tendrá que hacer el pago. Este artículo te servirá para aclarar ésta y otras preguntas típicas relacionadas con los honorarios de un abogado.

¿Cuánto cobra un abogado?

Responder a la pregunta de cuáles son los honorarios de un abogado no es cosa sencilla. Cada abogado tiene unas tarifas dependiendo del tipo de asunto, la materia y el grado de especialización. Además, le pone un precio a sus honorarios en función del modo en que presta los servicios. Podríamos decir que existen diferentes formas de cobrarlos. De todos modos, el cliente es al final quien pacta con el profesional el método de pago de acuerdo con la relación de confianza que mantengan. Tu abogado preparará una hoja de encargo, también conocida como “Oferta de servicios” o “Propuesta de servicios”. Aquí se reflejarán aquellos conceptos y cuantías por los servicios necesarios para llevar a buen fin tu caso.

¿Me cobrará la primera consulta?

Por lo general, la respuesta es no. La primera consulta es gratuita, a modo de primer asesoramiento. Sin embargo, algunos letrados optan por cobrar por hora/minuto esa primera consulta para dar valor a sus servicios. En cualquier caso, este criterio varía según el profesional y sus tarifas.

¿Los honorarios de un abogado se pagan al contratarle o después?

Dependiendo del tipo de servicio y su duración, es posible que tu abogado te solicite una provisión de fondos total o parcial antes de comenzar con el asunto. De esta forma, se asegura el abono de los primeros gastos. Esto es muy común cuando el servicio a prestar se trata de la representación en un procedimiento judicial.

¿Puedo pagar cuando termine el servicio? ¿Qué es eso de cuota litis?

Contrato por éxito o cuota litis significa que tu abogado cobrará en función del resultado, de modo que si se resuelve de forma favorable para ti cobrará un porcentaje de ese éxito (entre un 11% y un 33%). Este método de cobro es muy común en el mundo anglosajón donde se conoce popularmente como el “No win no fee”. En España viene aplicándose sobre todo en casos de accidentes de tráfico.

También ocurre que, cuando el abogado requiere aprovisionar fondos antes de comenzar a estudiar el asunto, se utilice un método mixto entre las dos formas de cobro anteriores. Es decir, se acuerda pagar una provisión de fondos al comienzo para hacer frente a los gastos (procurador, tasa judicial, perito, recabado de documentación, etc.) y luego una cuota litis al resolverse el procedimiento.

Lo fundamental es que el abogado mantenga una comunicación clara y transparente con el cliente. Para ello, habrá de indicar desde el principio cuáles son sus honorarios, y en su caso, las cantidades a abonar para gastos. De este modo se genererará la confianza necesaria entre ambos.

¿Quién paga los honorarios de abogado si ganas el pleito?

Si tu asunto llega a vía judicial será el juez quien se pronuncie en la sentencia sobre a quién corresponde pagar las costas. Pueden ocurrir dos cosas:

1. Que estime todo lo que solicitasteis condenando en costas a la otra parte (gastos de procurador, perito y abogado según lo pactado en la hoja de encargo y los honorarios oficiales). El juzgado te dará un mandamiento para cobrarlas. A partir de lo acordado con tu abogado, le pagarás lo que fijaseis en tu oferta de servicios.
2. Pero también puede ser que haga una estimación parcial, y que declare que cada parte debe pagar sus costas.

¿Y si me condenan en costas?

En caso de que te condenen en costas, tu abogado te informará de cómo proceder. Si prefijasteis unos honorarios más gastos mínimos independientemente del resultado, la condena en costas supondrá que deberás abonarle lo acordado.

El cobro por tu abogado es independiente a que consiga o no el cobro de las costas, ya que el trabajo encargado ha sido efectivamente realizado.

Tu abogado puede hacer descuentos en sus tarifas dependiendo del tipo de asunto y la viabilidad del éxito de este. Antes de contratar recomendamos que siempre firmes una oferta de servicios. En ella se ha de recoger de forma detallada las condiciones que se te van a aplicar para así evitar confusiones en un futuro. Y esto es todo lo básico que debes saber sobre los honorarios de un abogado. Si necesitas los servicios de uno, cuéntanos tu caso en un email haciendo clic en el siguiente botón:

Reclama ya!