Por qué ahora se reclaman menos accidentes de tráfico

Durante los dos últimos años, hemos observado cómo las reclamaciones por accidentes de tráfico han caído en picado. ¿Cuáles son los motivos? ¿Había más accidentes antes que ahora? ¿Utilizamos menos el coche? Nada de eso. Sigue leyendo para descubrir el verdadero motivo detrás de este fenómeno.

reclamar-accidente-trafico

Te contamos la razón detrás del descenso de reclamaciones en accidentes de tráfico

Despenalización de los accidentes de tráfico: La razón detrás del descenso de reclamaciones

El 1 de Julio de 2015 se reformó el Código Penal, con grandes novedades. Entre ellas, la supresión de las “faltas”, figura que posibilitaba los procesos penales por imprudencias leves que tuvieran como resultado lesiones. Entre esas imprudencias leves, se enmarcaban muchas reclamaciones por accidentes de tráfico, como, por ejemplo, las del conocido latigazo cervical o los atropellos en paso de peatones.

Sin embargo, con la despenalización de este tipo de imprudencias, aquellos que sufran ahora de un latigazo cervical o similar al tener un accidente de tráfico no podrán acudir a la vía penal. Tan solo les quedará reclamar a la aseguradora o acudir a los juzgados por la vía civil, con más implicaciones de las que quizás imaginas.

Las diferencias entre acudir a la vía penal o a la vía civil

Como decíamos, desde 2015 aquellos que sufran un accidente de tráfico por imprudencias leves no podrán acceder a la vía penal. ¿Las implicaciones? Mientras que el proceso penal es gratuito, reclamar por la vía civil puede traducirse en un desembolso económico significativo para quien reclama: pago de abogados, procuradores, peritos…

Para que te hagas una idea, el informe del forense médico, que suele costar unos 500 o 600€, debe ser ahora abonado por la víctima, mientras que en el proceso penal era gratuito. Y todo ello corriendo con el riesgo de no tener éxito en su reclamación y tener que abonar las costas (gastos asociados a todo procedimiento judicial).

Además, mientras que en la vía penal el fiscal o abogado de oficio representaba a la víctima, ahora es ésta quien debe buscar a un abogado especializado en este tema. Dicha búsqueda muchas veces se realiza sin conocimientos, por lo que puede ser desalentador iniciar la búsqueda de un abogado sin tener conocimientos del mercado legal.

De este modo, dado que ahora todo lo pagan las víctimas, aquellos que sufren este tipo de accidentes se lo piensan dos veces antes de interponer su reclamación.

Pero no solo se perjudica económicamente a las víctimas. El hecho de que ahora este tipo de conductas no estén penadas implica que aquellos conductores que no respetan las normas viales ni siquiera sean castigados por su conducta. Esto se traduce en una mayor desprotección de las víctimas, ya que los infractores tienen menos que temer por sus imprudencias.

De hecho, si quien sufre el accidente decide no llevar a cabo su reclamación por la vía civil por los motivos que hemos visto, el causante del accidente ni siquiera tendría que pagar a su víctima por su imprudencia.

¿Cuáles son las opciones de las víctimas?

Como hemos visto, la despenalización de las faltas ha sido muy perjudicial para las víctimas de accidentes de tráfico. Desgraciadamente, para el legislador han pesado más otros motivos, como desatascar los juzgados penales de este tipo de accidentes.

Así pues, las opciones para la víctima ahora se reducen a, o bien llegar a un acuerdo con la aseguradora o bien iniciar una reclamación por la vía civil (aunque es obligatorio reclamar a la aseguradora antes). Las aseguradoras son conscientes de esta situación, por lo que es habitual que ofrezcan cuantías más reducidas de las que legalmente corresponderían al afectado, cuantías que el afectado normalmente desconoce.

En cualquier caso, ante este tipo de situaciones lo mejor es ponerse en manos de un asesor especializado en accidentes de tráfico, para que él gestione todo el proceso con el fin de conseguir una compensación justa. Junto a la representación legal, es más que aconsejable contratar los servicios de un perito para que éste valore el daño sufrido, a efectos de determinar la cuantía de la indemnización que se solicite.

Si te preguntas de cuánto tiempo dispones para reclamar, debes saber que no es mucho: solo tienes un año desde la fecha del alta médica o última rehabilitación. Cuanto antes comiences, mejor.

Desde legalbono, contamos con expertos en reclamaciones de accidentes de tráfico, por lo que, si has tenido un accidente y quieres ponerte en manos de un profesional, puedes contarnos tu caso a través del siguiente formulario:

Reclama ya

Recuerda que operamos bajo una política ‘no win, no fee’ (es decir, si no ganas, no pagas). Creemos que el dinero no debería ser un obstáculo para defender nuestros derechos 😉