¿Qué sabemos sobre el Testamento Vital?

¿Qué sabemos sobre el Testamento Vital?
5 (100%) 1 vote[s]

 Los datos del Registro Nacional de Instrucciones Previas al Ministerio de Sanidad muestran que tan solo el 1% de la población española ha firmado su testamento vital. ¿Qué sabemos sobre este testamento? Desde legalbono te contamos todo lo que necesitas saber sobre el documento de voluntades anticipadas.

testamento-vital

¿ Aún no sabes los derechos que te ofrece el testamento vital? Aquí te contamos lo que necesitas saber.

¿Para qué sirven las voluntades anticipadas o testamento vital?

En las pasadas elecciones, uno de los temas que salió a relucir fue la eutanasia. Por el momento, la eutanasia en España es ilegal, pero contamos con el mecanismo del testamento vital para poder decidir sobre nuestras últimas voluntades antes de morir. El testamento vital permite dejar constancia de la voluntad para aceptar o rechazar determinados procedimientos terapéuticos.  Es una fórmula jurídica, en forma de documento que tiene como finalidad conocer tu decisión como paciente en caso de que no puedas manifestar tu voluntad o designar a una persona que tome esa decisión en sustitución tuya ante una concreta actuación médica.

El contenido debe ser redactado y tiene que expresar el rechazo a los tratamientos que alargan la vida y solicitar curas paliativas adecuadas al final de esta. En el testamento vital puedes nombrar a un representante que en su momento sea tu portavoz y procure el respeto de tu voluntad.

También se pueden dar indicaciones sobre el tipo de atención que quieres recibir. Si quieres ser atendido en casa o en el hospital, si deseas asistencia religiosa o no…,

 Incluso, puedes rechazar o garantizar tu autopsia, elegir si eres o no donante de órganos para trasplantes o para destinarlos a la investigación científica. Por último, puedes expresar la voluntad de ser incinerado o enterrado.

¿Qué no puede incluirse en un testamento vital?

 No se pueden incluir actuaciones que sean contrarias a la ley, como la eutanasia activa. Tampoco puede reflejar actuaciones contrarias a las buenas prácticas clínicas, esto es, al conjunto de prácticas médicas adecuadas para tratar una enfermedad en un momento concreto. El médico deberá respetar las preferencias recogidas en el texto, siempre y cuando sean acordes a su criterio profesional.

Regulación de voluntades vitales anticipadas

La Ley 41/2002 de 14 de noviembre “Ley básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica” es el marco estatal que regula los derechos relativo a la información clínica y la autonomía individual de los pacientes en materia de salud. Cada comunidad autónoma (CC.AA) ha elaborado sus respectivas normativas legales, en forma de Ley o Decreto y ofrecen información y formularios modelo para guiar al usuario.

En cada CC. AA el testamento vital recibe un nombre diferente. Entre las denominaciones que recibe están las siguientes: documento de voluntades anticipadas, documento de instrucciones previas, documento de voluntades vitales anticipadas, declaración de voluntades anticipadas, expresión de la voluntad con carácter previo y expresión anticipada de voluntad.

Validez del documento

Para que un testamento vital sea válido, tiene que redactarlo una persona mayor de edad o un menor de dieciséis años en adelante emancipado, capaz y de manera libre “sin coacciones”. También es necesario que el documento se inscriba ante Notario, o ante tres testigos que no deben tener relación ni familiar ni económica con el otorgante.

A partir del momento en que se redacten las instrucciones contenidas en el testamento vital éste será válido. Pero para dar a conocer tu testamento debes inscribirlo en el Registro de Instrucciones Previas de tu Comunidad Autónoma.

¿Se puede revocar o cambiar?

Sí, el testamento vital puede ser modificado en cualquier momento utilizando el mismo procedimiento que para hacerlo válido. No obstante, es importante saber que siempre y cuando tengas la capacidad suficiente para comunicar tu voluntad, el personal sanitario te preguntará qué hacer en cada situación y no se tendrá en cuenta el testamento vital.

Testamento vital: el gran desconocido

Según los últimos datos del Registro Nacional de Instrucciones Previas del Ministerio de Salud, menos del 1% de la población ha realizado  registro de  su testamento vital. Podemos destacar que entre los grupos de edad de declarantes los más participativos son los mayores de 65 años.  Por razones de sexo, las mujeres son más pro activas a la hora de aclarar sus últimas voluntades sanitarias.

El principal motivo por el que los ciudadanos no redactan estos documentos es el desconocimiento.  Eso sí, existen diferencias entre las CC. AA, algunas como Cataluña han puesto de su parte para publicitar el testamento vital y ofrecer facilidades para registrarlo. Prueba de ello, es que Cataluña tiene junto con Navarra de los porcentajes más altos de personas con testamento vital en España. Por otro lado, Extremadura, Ceuta y Melilla tienen los porcentajes más bajos. Estos datos sacan a la luz que es necesario dar a conocer este mecanismo legal.

Es verdad que hablar de la muerte o del estado terminal de nuestra vida produce rechazo. Sin embargo, es importante conocer los derechos que tenemos como pacientes para que así se cumpla nuestra voluntad. Ahora, al menos, ya sabes cuáles son dichos derechos.  Como siempre, esperamos que te haya gustado nuestro post y te animes a compartirlo en redes.