Acuerdo de confidencialidad: usos, contenido y regulación

Rate this post

El acuerdo de confidencialidad protegerá la información considerada sensible o confidencial de tu negocio frente a la posible intrusión de terceros, por ejemplo, socios fundadores, empleados, equipos, colaboradores, inversores, socios industriales, etc. Conoce a través de nuestra guía cómo utilizar este acuerdo, además de los tipos de acuerdos existentes y las cláusulas que lo componen.

¿Qué es un acuerdo de confidencialidad?

El acuerdo de confidencialidad o NDA (en ingles “non-disclosure agreement”) es un contrato entre al menos dos entidades para compartir material confidencial o conocimiento para ciertos propósitos, pero restringiendo su uso público. 

El “NDA” es el contrato indicado para aquellos usuarios que necesiten proteger de forma garantizada la información confidencial de su empresa a la hora de hacer un intercambio de información con otra empresa o persona particular que vaya a trabajar directamente con tal información. De esta forma, aseguramos que la información será usada para los fines pactados y excluyendo otros. Se establecerán cláusulas penales que salvaguarden los intereses del negocio en caso de un mal uso.

¿Cuándo y cómo usar el acuerdo de confidencialidad? Consejos

 Usa este acuerdo de confidencialidad cuando: 

  • Vayas a intercambiar información confidencial con otras personas (empresas o particulares).
  • Para dar cuenta a la otra parte de la importancia y confidencialidad de la información que le prestas.
  • Necesites imponer requisitos sobre el uso de tu información confidencial.

Inicia tu acuerdo ya

¿Qué protección contiene un acuerdo de confidencialidad?

El acuerdo de confidencialidad se crea para la protección de los derechos recogidos por la Ley de propiedad intelectual e industrial,  (véase Guía de propiedad intelectual). Este modelo de contrato contendrá:

  • Las partes: Entidad, empresa, compañía o individuo que firman el acuerdo.
  • Una definición de confidencialidad: Dejando claro qué se entiende por confidencial y qué no.
  • Cláusulas condicionales:

1. Las restricciones de uso de la información: Quién puede conocer la información y quién no.

2. Excepciones: El uso de la información será válida si:

      – El receptor conocía con anterioridad esas materias.

      – El receptor ha obtenido esa información por otras fuentes.

      – La información es pública.

  • Duración: Fecha de comienzo y finalización del acuerdo de confidencialidad.
  • Cláusula penal y sanciones: Penalización por su uso inapropiado.

Sin embargo, recuerda que un acuerdo de confidencialidad no está diseñado para proteger derechos de la propiedad intelectual o industrial en sentido estricto. Esto sería con una marca o patente. Puedes consultar más información sobre la propiedad intelectual en nuestra guía de registro de derechos de propiedad intelectual e industrial

<