Cómo alquilar una habitación y compartir casa

¿Estás pensando en compartir vivienda y no sabes cómo alquilar una habitación? En esta guía te contamos todas las características del contrato que necesitas y te daremos a conocer sus numerosas ventajas.

Claves para saber cómo alquilar una habitación

Si decides hacer un contrato de arrendamiento de una habitación o de una parte de la vivienda, debes acordar con el resto de inquilinos las condiciones para la convivencia y detallar todas las normas en un documento que pueda leerse con facilidad, así como la preparación de un inventario para evitar que se pierdan o dañen los muebles y los objetos de la vivienda. También puedes incluir algunos servicios extra en un contrato de alquiler accesorio, como un aparcamiento para el vehículo.

Es importante destacar que deberás realizar un contrato de arrendamiento para cada inquilino. Además, deberás declarar a Hacienda los ingresos obtenidos por estos alquileres.

¿Qué debe contener el contrato para compartir piso?

Te mostramos a continuación las diferentes cláusulas que debe contener el contrato de arrendamiento de la habitación:

  • Duración de la estancia.
  • Fianza.
  • Renta.
  • Periodicidad y forma de pago.
  • Gastos comunes (como los suministros de luz, agua, gas, internet…).
  • Derechos y responsabilidades del inquilino.
  • Reglas relativas a la salida de inquilinos.
  • Número máximo de compañeros en el piso.

Puedes realizar en este enlace tu contrato para compartir piso. Solo te llevará unos minutos, ¡además es gratis! 

¿Existe algún contrato accesorio al de compartir piso?

¡Claro! Te decimos cuáles:

  • Reglas de convivencia: se refiere a las reglas relacionadas con el uso de la casa y otras zonas, respeto de la privacidad, compras comunes, visitas de amigos, mascotas, turnos, etc.
  • Inventario: sirve para realizar una descripción del estado de los bienes que hay en la casa. Te proporcionará una prueba útil en el caso de cualquier disputa al final de tu contrato de arrendamiento.

Ventajas de alquilar una habitación

Por ejemplo, el propietario va a recibir unos ingresos extra que le podrá ayudar a cubrir los gastos de la vivienda.

¿Y cuáles son los beneficios para el inquilino? Podemos destacar los siguientes:

  • Es una forma rápida y económica de obtener una vivienda de manera temporal.
  • No requiere un aval.
  • Es un modo económico de vivir en zonas céntricas y muy demandadas.
  • Se pueden compartir los gastos de la vivienda.

En Legalbono te ofrecemos un amplio listado de documentos relacionados con estos contratos y asesoramiento personalizado de nuestros abogados expertos. Para cualquier pregunta o información, no dudes en consultarnos en info@legalbono.com.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies