Contrato de compraventa: Guía general y modelos

El contrato de compraventa es aquel que se celebra con el fin de transmitir la titularidad de un bien (mueble o inmueble) de una persona (vendedor) a otra (comprador), mediante el pago de un precio en dinero.

Existen numerosas modalidades diferentes dentro del contrato de compraventa con sus características propias y particularidades. Por el momento, veamos aquellas características típicas de toda compraventa.

Cláusulas comunes en el contrato de  compraventa

El contrato de compraventa es siempre:

  • Bilateral y oneroso: pues crea para ambas partes una serie de derechos y obligaciones (intercambio o entrega de la cosa por el pago, saneamiento de vicios…) a cambio de un provecho recíproco.
  • Consensual: el consentimiento podrá darse expresa o tácitamente, y formalizarse verbalmente o por escrito. Ciertos bienes, como los inmuebles, precisan de posterior otorgamiento en escritura pública para su validez.

Que sean consensuales supone que las partes pactan o acuerdan todos los detalles y contenido del contrato:

  • La cosa u objeto que se vende: se transmiten los derechos sobre ésta, así como sus accesorios si los tiene. La cosa ha de ser concreta y estar dentro de comercio, es decir, ser susceptible de venta.

1. Compraventa de inmueble: vivienda o parcela. Junto a ella se incluyen los accesorios  y suelen pactarse garantías (hipoteca o aval).

2. Compraventa de mueble: objeto de cualquier tipo.

  • El momento y modo de entrega: puede acordarse una fecha límite de entrega, y cabe que la forma de esta sea la pactada, por ejemplo, envío postal, a través de tercero, etc.
  • Precio cierto: valor que se pide por una cosa o servicio. Sus condiciones deben ser: cierto, verdadero, en numerario y justo. Las partes pueden acordar pagar el precio en el momento de la entrega de la cosa, o con posterioridad en una fecha concreta en pago único, o a plazos.
  • Condiciones y cláusulas adicionales: dentro de la compraventa, cabe la posibilidad de pactar diferentes cláusulas o condiciones añadidas a ésta (reserva de dominio, pactos de preferencia, compra de cosas futuras o con condición de prueba…).

A continuación, trataremos estas especialidades deteniéndonos en cada modelo de compraventa.

Modelos especiales de compraventa

En la guía modelos de contratos de compraventa, los analizamos detalladamente. Aquí mostramos un resumen de las opciones de contratos:

  • Contrato de compraventa con reserva de dominio: en este contrato el vendedor se reserva la propiedad del bien objeto del contrato, en tanto no se le liquide el precio total de la operación.
  • Compraventa con reserva (señal o arras): precontrato donde las partes pactan la reserva de la compraventa de bienes, entregándose como prueba una cantidad en concepto señal.
  • Contrato con pacto de preferencia: el comprador acuerda que, si vende la cosa en un futuro, tendrá que ser a una determinada persona.
  • Contrato con pacto comisorio: el comprador se obliga a entregar la cosa al vendedor si no paga lo pactado. Normalmente, se pacta en ventas a plazos o con fecha de pago posterior a la entrega.
  • Contrato con retracto convencional o retroventa: en este modelo el vendedor se reserva el derecho a recuperar el objeto vendido. La finalidad de esta figura es dar la posibilidad al vendedor de adquirir liquidez suficiente, con la esperanza de recuperar la cosa cuando mejore su economía.
  • Contrato de compraventa “ad gustum” o de prueba: pudiendo el comprador probar la cosa por un tiempo hasta que verifique que posee la calidad convenida.
  • Contrato de compraventa a plazos: el comprador se compromete a realizar el pago fraccionado en un determinado número de cuotas periódicas.
  • Compraventa con garantía hipotecaria: muy utilizada para las compraventas de inmuebles y muebles de alto valor económico, pues garantiza el pago del precio. Se formaliza ante notario público, y para que cumpla todos los requisitos, el bien no debe tener ningún gravamen (debe demostrarse con un certificado expedido por el Registro de la Propiedad).

Información y documentación básica

  • Selecciona el tipo de contrato que quieres hacer de los formularios que te ofrecemos.
  • Imprime tu documento y firmadlo ambos, en todas sus hojas.
  • Recuerda que deberás adjuntar los siguientes documentos:

1. Identificación de las partes (DNI de comprador y vendedor, del representante de haberlo, CIF si es empresa).

2. Copia simple de la escritura del Registro de la Propiedad.

3. Certificado que acredite que el bien está libre de cargas.

4. Contratos accesorios: señal, hipoteca, mandato…

5. Inventario de bienes accesorios, de haberlos.