Excedencia voluntaria: ¿Sabes cómo solicitarla?

Rate this post

Si quieres solicitar una excedencia voluntaria, pero tienes dudas sobre las consecuencias de tu decisión, sigue leyendo nuestra guía. En ella te explicamos todas las características sobre esta suspensión temporal de empleo y te explicamos los pasos a seguir para poder solicitarla.

¿Conoces la excedencia voluntaria?

La excedencia voluntaria es una suspensión temporal del contrato de trabajo del empleado. Es un período que el trabajador solicita a la empresa, durante el cual queda exento de acudir a su puesto laboral. Se suspende tanto la obligación del empleado de desempeñar sus funciones, como la obligación de la empresa de pagar al empleado y cotizar en la seguridad social.

Tras la finalización de la excedencia voluntaria, el trabajador cuenta con un derecho preferente de reincorporación a la empresa. Sin embargo, este no tiene asegurada la reserva de su puesto de trabajo. Como excepción, encontramos los casos en los que el empleador concede una reserva del puesto de trabajo al empleado bajo condiciones pactadas entre ambos.

Características de la excedencia voluntaria

  • Duración: No puede ser inferior a 4 meses ni superior a 5 años.
  • Antigüedad: El período de excedencia no se incluye en el cómputo por antigüedad. Sin embargo, no se pierde la antigüedad acumulada antes de este cese temporal y esta seguirá sumándose a su vuelta.
  • Prestación por desempleo: El empleado no tiene derecho a cobrar el paro a causa de la excedencia, ya que el cese temporal del trabajo es voluntario.
  • Cumplimiento: La empresa tiene obligación de concederla y no puede tomar unilateralmente la decisión de revocarla.
  • Relación laboral con otra empresa: El empleado puede tener otro contrato laboral durante la excedencia. En el caso de que fuese despedido en esta nueva relación laboral, tendría la posibilidad de cobrar el paro durante la excedencia.
  • Reincorporación: Ni el trabajador ni la empresa tienen derecho a exigir el regreso antes de la finalización de la excedencia. Sin embargo, si ambos quisiesen podrían llegar a un acuerdo.

Requisitos para solicitar la excedencia voluntaria

Para realizar esta petición no es imprescindible aportar ningún motivo, se puede solicitar en cualquier momento y por cualquier causa personal. Los requisitos que el trabajador debe cumplir para realizarla son:

  • Antigüedad: Debe contar con una antigüedad mínima de 1 año como empleado de la empresa.
  • Anteriores excedencias: Es necesario que haya transcurrido al menos 4 años desde la finalización de la última excedencia solicitada.

A pesar de no tener que aportar un motivo para solicitarla, el empleado debe definir su duración. Además, es conveniente pedirla con antelación, ya que algunos convenios exigen un tiempo mínimo de preaviso.

¿Cómo solicitar la excedencia voluntaria?

No existe una forma específica establecida por la ley para realizar la solicitud, pero lo recomendable y más común es que se realice por escrito. Suele realizarse normalmente mediante una carta laboral, herramienta que se ha convertido en factor clave dentro de la comunicación empresarial. Para realizar la carta para la excedencia voluntaria de un modo efectivo esta debe:

  • Incluir el motivo de la carta al inicio: Indicaremos al comienzo que el tema a tratar es una excedencia voluntaria
  • Tener una buena redacción.
  • Contener un lenguaje neutro: Evitaremos expresiones que se puedan malinterpretar.
  • Ser concreta: Debe ser corta y concisa.
  • Contener el logotipo y sello: Para mayor profesionalidad.
  • Concluir con una despedida cordial.

Para hacer efectiva esta solicitud, es necesaria la respuesta de la empresa concediendo la excedencia al trabajador. La empresa tiene obligación de conceder esta excedencia. Ante la falta de respuesta de la organización, el empleado podría solicitar el reconocimiento judicial de la misma. Sin embargo, hasta la resolución de la propuesta judicial o hasta que se haga efectiva la excedencia, el trabajador debe seguir prestando sus servicios a la empresa.

 

Reincorporación a la empresa

Para que la reincorporación del empleado a la empresa sea efectiva, debe comunicar su intención de volver con al menos un mes de antelación. Si no se realizase, el trabajador perdería el derecho a preferencia para el puesto.

La empresa debe responder a esta solicitud, ya sea incorporando al trabajador o negándole la vuelta a la empresa. Ante la falta de respuesta, se podrá interpretar la situación como un despido.

En el momento de la incorporación se pueden producir las siguientes situaciones:

  • Que el empleador acepte la reincorporación: En este caso se le puede ofrecer al trabajador el mismo puesto que desempeñaba o uno de similar categoría. Si no hubiese disponibles puestos de la misma categoría, podrían ofrecerse puestos de una categoría inferior y con inferior sueldo.
  • Que no haya puestos vacantes: Seguirá vigente la relación laboral, a pesar de no realizarse la incorporación en el período pactado. El trabajador deberá quedar a la espera de que aparezca una vacante. Si el trabajador supiese de la existencia de puestos vacantes en la empresa, podría demandarla por despido.
  • Que la empresa rechace la reincorporación: Si la negativa es clara, el trabajador podrá demandar a la empresa por despido.

Si sigues teniendo dudas y quieres solicitar una excedencia voluntaria, consulta con nuestros abogados especialistas.

<