Cómo hacer un inventario de bienes para tu alquiler

Esta guía sobre cómo hacer un inventario de bienes es muy útil si queremos firmar un contrato de alquiler de una vivienda o local en que se incluyan muebles y/o electrodomésticos. De este modo, dejarás constancia de los bienes que contiene la propiedad, de cara a minimizar malentendidos en el futuro por su desmejora o pérdida, o para distinguir de otros bienes añadidos por el inquilino.

¿Cuándo y cómo hacer un inventario de bienes?

  • Cuando se quiere alquilar una casa o apartamento.
  • Cuando la propiedad contenga muebles.
  • Para dejar constancia de la condición de los elementos que se encuentran en la propiedad.
  • Cuando la propiedad tiene varias estancias.

Con el inventario, creas un registro detallado de la condición y estado de los elementos contenidos en la propiedad al principio y al final del arrendamiento. Veamos cómo realizar correctamente un inventario:

¿Qué protege el inventario?

El inventario consiste en la relación detallada e individualizada del conjunto de bienes y derechos. Por tanto, éste contendrá:

  • Una lista completa, ordenada y detallada de los muebles y accesorios que se encuentra en una casa, apartamento o local.
  • La condición de alfombras, paredes y puertas.
  • Las condiciones y el estado de estos elementos al principio y al final del arrendamiento.
  • Un reportaje fotográfico con el fin de acreditar el estado de los bienes.

El listado debe constar por escrito e ir firmado por ambas partes cuando vayamos a formalizar el contrato, suponiendo así la conformidad del mismo. Además, establecer un valor aproximado puede facilitar una posterior reclamación al causante o aseguradora.

Con ello podemos registrar todos y cada uno de los bienes accesorios que se encuentran en nuestra propiedad. Esto sirve de justificante en caso de controversia, y asegura la posible reclamación de cualquier desperfecto.

Otros inventarios

Saber cómo hacer un inventario también será muy útil para un contrato de compraventa de una vivienda o local. Recogerá todos los complementos muebles que en éste se incluye, su estado, y categoría, para una negociación del precio.

Existen inventarios de bienes que han de redactarse necesariamente por expertos y profesionales para su validez:

  • Del patrimonio o bienes de una empresa: las empresas acostumbran a realizar inventarios con cierta periodicidad.  Es un cálculo meramente contable que sirve tanto para conocer detalladamente cuáles son los elementos que integran su patrimonio, así como su valor, estado de conservación y necesidad de suministro de nuevos productos. Los inventarios generales pueden ser realizados por la misma empresa, en cambio necesitaran un contable para el inventario anual. Tienen la obligación de hacer este cálculo cada vez que se cierra el periodo fiscal (habitualmente el 31 de diciembre), de cara a la declaración de impuestos.
  • De los bienes gananciales: una vez disuelta la sociedad de gananciales, se procederá a su liquidación, que comenzará con un inventario del activo y pasivo de la sociedad para conocer la totalidad del patrimonio. Un gestor contable de patrimonios será la persona adecuada para esta labor.
  • De los bienes patrimoniales de la herencia: en la elaboración de un testamento, una parte fundamental para hacer la posterior partición de la herencia es el inventario del patrimonio del causante. Estos inventarios han de ser redactados por profesionales e inscribirse en el Registro de la Propiedad para su validez.

No dudes en contactar con nuestros expertos si necesitas hacer inventario de sus bienes.