El seguro obligatorio a terceros: Todos los detalles

Es de sobra conocido que, en España, todo conductor debe circular con un seguro de coche, como mínimo con el denominado seguro a terceros. En nuestro post anterior: “Sácale el máximo partido a tus seguros: El seguro del coche”, vimos qué tipos de seguro para coche existen y cómo puedes sacarles el máximo partido. Hoy nos centramos en el seguro obligatorio, el más básico que puedes contratar, pero con prestaciones que quizás desconoces. Te lo contamos en este post.

seguro-a-terceros

Lee todos los detalles sobre el seguro a terceros

Qué cubre exactamente el seguro a terceros

El seguro a terceros cubre la responsabilidad civil del conductor respecto a terceros, de ahí viene el nombre. La justificación de que poseer este seguro sea obligatorio es la de garantizar que la víctima de un accidente de tráfico podrá ser indemnizada.

¿No sabes qué es la responsabilidad civil? Echa un vistazo a nuestra sección de preguntas frecuentes en la sección “Conceptos básicos” encontrarás una explicación de este término.

Por tanto, debido a su naturaleza, este tipo de seguros no cubre tus daños, ni los personales ni los que sufra tu vehículo. No obstante, es un seguro obligatorio y circular sin él puede acarrearte serios problemas: desde la prohibición de circular por territorio nacional o inmovilización del coche hasta sanciones económicas que van desde los 601€ a los 3.005€ de multa.

¿Y si en mi coche van más personas? ¿Cubre el seguro sus daños?

Puede que no lo sepas, (o sí, si eres lector habitual y ya leíste nuestro post sobre todo lo que necesitas saber para reclamar un accidente de tráfico) pero tu seguro a terceros sí cubre los daños que sufran los ocupantes de tu coche.

Ten en cuenta que el seguro a terceros cubre los daños materiales y personales de terceros afectados por un accidente del que el asegurado es responsable civilmente. Luego los ocupantes de tu vehículo tienen la consideración de terceros. Por ello, pueden ser indemnizados independientemente del asiento que ocupasen en el coche, incluyendo al copiloto.

¿Qué hago si quien no tiene seguro es el otro conductor o este se da a la fuga?

Para estos casos existe la figura del Consorcio de Compensación de Seguros, el cual cubre tanto los daños que ocasionen fuerzas mayores (catástrofes naturales como terremotos, inundaciones…) como los ocasionados por siniestros en los que el conductor no tiene seguro o se da a la fuga.

Así, si el vehículo responsable del accidente no está asegurado, el Consorcio responderá por las indemnizaciones que correspondan a las víctimas de este, siempre y cuando el accidente se produzca en España y las víctimas residan aquí.

Lo mismo sucede para aquellos casos en los que el conductor se da a la fuga o el vehículo que ha producido el accidente es robado.

Posteriormente, el Consorcio podrá exigir al culpable que asuma y pague los daños causados, pero las víctimas no deberán soportar las largas esperas asociadas a este proceso, sino que recibirán su dinero directamente.

Eso sí, ¡mucho ojo! Si las víctimas que iban como viajeros de un vehículo sin seguro o robado eran conscientes de esos hechos, éstos no tendrán derecho a ser indemnizados por el Consorcio.

Y esto es todo lo que necesitas saber sobre el seguro obligatorio a terceros. Si te has quedado con ganas de saber más o buscas el seguro que mejor se adapte a tus necesidades, te recomendamos que leas los post recomendados.

Si te ha sido de ayuda esta información o crees que puede interesarle a alguien, ¡no dudes en compartirla!