Contrato de convivencia en pareja: Matrimonio y pareja de hecho

Rate this post

Una vez hayáis decidido casaros o iros a vivir juntos,os interesa saber que la unión entre personas tiene efectos patrimoniales (positivos y negativos) al margen de la voluntad de las partes. Esto afecta la unión de personas físicas mediante el matrimonio o pareja de hecho. Conociendo las opciones legales sobre uniones de pareja podrás crear un contrato de convivencia en pareja que proteja tus intereses.

Cuéntanos tu caso

Primeros pasos para la convivencia de la pareja de hecho y preparación de un matrimonio

Antes de comenzar, es posible que necesites dar una vuelta por nuestra guía sobre «Tipos de régimen económico matrimonial«. Con ella decidirás cuál régimen se adapta mejor a vosotros y cómo vais a gestionar el patrimonio en conjunto.

  • Si vives con alguien y no tienes pensado casarte, un acuerdo de convivencia establecerá las disposiciones financieras y evitará problemas. También servirá como prueba documental de la unión como pareja de hecho, a efectos de trámites legales o administrativos.
  • Si compráis una propiedad conjuntamente sin estar casados, una declaración jurada registrará qué parte del capital será responsabilidad de cada uno. Esta puede ser utilizada en la escritura notarial para dividir la propiedad. Esta compra compartida por las parejas de hecho, también puede asimilarse igual que en un matrimonio: La pareja de hecho, entendida en la legislación de nuestro país como una unión estable de convivencia en pareja sin vínculo matrimonial, actúa a efectos legales igual que los ya casados, teniendo derechos y responsabilidades muy similares, entre otros:

1. La capacidad de pactar un régimen económico común (en capitulaciones).

2. Pago de las cargas familiares.

3. Derechos de alimentos.

4. Derechos hereditarios.

  • Si os vais a casar por ceremonia religiosa o en unión civil, un acuerdo prenupcial  es la mejor opción. Asegura que las intenciones entre la pareja queden fijadas y evita la controversia en caso de una ruptura.
  • Por último y en relación a lo anterior, ten en cuenta que al comenzar una relación significativa con vistas a matrimonio religioso o unión civil, debes planear qué régimen económico matrimonial es más adecuado para la pareja. Además de establecer qué propiedades y derechos estarán dentro del matrimonio y qué no.

¿Cuándo conviene un contrato de convivencia en pareja?

Cada vez más personas están optando por vivir juntos como pareja sin casarse, término conocido como pareja de hecho. Toda relación, ya sea laboral, de amistad o familiar implica un acuerdo.  Un contrato de convivencia en pareja establece las disposiciones financieras entre ambos. Este acuerdo, protege las propiedades de cada miembro de la pareja de hecho antes de que vayan a vivir juntos. Además especifica cómo se compartirán los activos y deudas adquiridas durante la convivencia en caso de una ruptura o de vivir por separado. También puede servir para dejar claro si los gastos deben ser pagados por igual o en porcentajes acordados.

¿Qué contiene un acuerdo de convivencia en pareja para futuros cónyuges o parejas de hecho?

  • Ha de ser equitativo y equilibrado, beneficiando a ambos firmantes.
  • Es importante que contenga cuestiones relacionadas con los ingresos, las propiedades, y los gastos que serán compartidos.
  • Proporciones en que se repartirán las cargas y responsabilidades.
  • Normas relativas a la convivencia en general y el cuidado de los hijos.

Este tipo de contrato de convivencia en pareja es muy recomendable pues puede utilizarse para convalidar otros documentos jurídicos, tales como testamentos y poderes. Recuerda actualizar el acuerdo periódicamente para dejar constancia de los cambios producidos en caso de haberlos (laborales, patrimoniales o en la propia pareja).